Los DNS públicos de Google

Hace ya unos meses que Google presentó su servicio Google Public DNS, vamos a comentar un poco en qué consiste.
El servicio DNS es el encargado de “convertir” IPs en nombres de dominio que son más fáciles de recordar, ejemplo, cuando tecleas www.loading.es en tu navegador, tu ordenador usa un servidor DNS al que pregunta a que IP corresponde, y devuelve en este caso 85.238.3.48.
Básicamente el servicio DNS vale para no tener que recordar IPs que son complicadas.
Normalmente, si no has tocado ninguna configuración DNS en tu ordenador, estarás usando el servidor DNS de tu proveedor de Internet, por ejemplo Telefónica.
No sería la primera vez que los servidores DNS de los proveedores fallan, y en consecuencia prácticamente nos quedamos sin Internet.
Google asegura que sus servidores DNS no fallan, que son rápidos, y que además permiten una navegación más segura bloqueando páginas maliciosas. Conociendo un poco a Google estoy seguro que tienen los medios para que esto sea así.
Con este servicio que ofrecen de forma gratuita, Google va a eliminar intermediarios y pretende que gran parte del tráfico de la red circule por sus servidores.
Configurarlo es tan sencillo como ir a las preferencias de red de tu ordenador y utilizar los servidores 8.8.8.8 y 8.8.4.4.

google_logo

Hace ya unos meses que Google presentó su servicio Google Public DNS, vamos a comentar un poco en qué consiste.

El servicio DNS es el encargado de “convertir” IPs en nombres de dominio que son más fáciles de recordar, ejemplo, cuando tecleas www.loading.es en tu navegador, tu ordenador usa un servidor DNS al que pregunta a que IP corresponde, y devuelve en este caso 85.238.3.48.

Básicamente el servicio DNS vale para no tener que recordar IPs que son complicadas.

Normalmente, si no has tocado ninguna configuración DNS en tu ordenador, estarás usando el servidor DNS de tu proveedor de Internet, por ejemplo Telefónica.

No sería la primera vez que los servidores DNS de los proveedores fallan, y en consecuencia prácticamente nos quedamos sin Internet.

Google asegura que sus servidores DNS no fallan, que son rápidos, y que además permiten una navegación más segura bloqueando páginas maliciosas. Conociendo un poco a Google estoy seguro que tienen los medios para que esto sea así.

Con este servicio que ofrecen de forma gratuita, Google va a eliminar intermediarios y pretende que gran parte del tráfico de la red circule por sus servidores.

Configurarlo es tan sencillo como ir a las preferencias de red de tu ordenador y utilizar los servidores 8.8.8.8 y 8.8.4.4.